El anís estrellado resulta muy útil en los casos de digestiones pesadas, fermentación intestinal y flatulencia (exceso de gases). Por su acción ligeramente antiespasmódica alivia los espasmos de las vísceras huecas (vesícula biliar, estómago, intestino, útero, etc).

Uso: si se prepara en infusión, se necesita menor proporción que con el anís verde, por ser más concentrado; es suficiente con 2 o 3 frutos por taza, de 2 a 3 tazas diarias, después de las comidas.

Consúltanos por Whatsapp