Te llamamos
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

ENDULZANTES NATURALES

Publicado: 14 de Noviembre de 2017

A menudo cuando nos planteamos dejar endulzantes o edulcorantes como el azúcar refinado o edulcorantes artificiales como la sacarina, aspartamos, etc. no sabemos que edulcorantes naturales existen o cual escoger.

Es importante para nuestra salud sustituir el azúcar refinado y los edulcorantes químicos por los edulcorantes naturales más ricos y saludables del mercado: Stevia, azúcar de caña integral, mieles, sirope de agave etc.

El uso de azucares a la hora de endulzar es mucho más una cuestión placentera que necesaria, ya que hay otros alimentos dentro de la nutrición que nos aportan los azucares esenciales para nuestro organismo, y teniendo estos bien cubiertos no tendríamos necesidad de azúcar.

En la medicina china se considera la necesidad de tomar azúcar como una cuestión emocional del individuo. Desde la perspectiva holística de la medicina tradicional china, el sabor dulce da fuerza vital y tonifica el bazo y el páncreas, "pero si se produce un exceso de dulces, sucede justamente lo contrario: estos órganos se debilitan y ocasionan a su vez un estado de baja energía renal y desmineralización", dando lugar también a cambios de mal humor, ansiedad, depresión etc.

En este articulo queremos exponeros los principales edulcorantes naturales que podéis consumir y además encontrar en nuestro establecimiento, así como sus ventajas e inconvenientes.

  1. La Stevia.

Este es el edulcorante natural por excelencia. El más sano. Es considerado el mejor edulcorante hasta el momento.

La stevia es un pequeño arbusto herbáceo que no suele sobrepasar los 80 cms de alto, de hoja perenne, y de la familia de los crisantemos. La hoja de la stevia es la parte más dulce de la planta y donde residen sus propiedades terapéuticas. Las flores de la stevia son pequeñas y blancas, y no demasiado vistosas. Se cultiva de forma intensiva para la fabricación del único edulcorante seguro, natural, y sin riesgos para la salud. También para consumirla como planta medicinal por sus propiedades curativas.

La stevia regula la diabetes y la hipertensión, y además adelgaza. Es un edulcorante perfectamente recomendado para personas diabéticas, dura mucho tiempo, no se transforma con altas temperaturas y no es adictivo. De todos los edulcorantes naturales disponibles en el mercado, la stevia es sin duda el más saludable, aunque hay que acostumbrarse a su intenso sabor con cierto toque a regaliz.

       2.Azúcar panela o de caña integral.

La panela es un tipo de azúcar considerado como el más puro, natural y artesano, sin blanquear y sin refinar, elaborada directamente a partir del jugo extraído de la caña de azúcar. Este edulcorante se obtiene evaporando el jugo de la caña por calentamiento o liofilización.

En cuanto a su sabor, es acaramelado y tiene un poder endulzante mucho mayor que el azúcar refinado, teniendo los mismos usos que este. Contiene algunos minerales y vitaminas cuando se respeta el proceso artesanal de fabricación.

Entre los numerosos beneficios que nos aporta podemos destacar los siguientes:

Fortalece el sistema inmunológico, evitando enfermedades del sistema respiratorio y urinario. Fortalece los huesos, combate la osteoporosis y previene la caries (si, aunque sea un azúcar), debido a la presencia de fósforo y calcio que entran a formar parte de la estructura dental y por cationes alcalinos (potasio, magnesio, calcio), capaces de neutralizar la excesiva acidez, una de las principales causas de las caries. Regula el ritmo cardíaco y la excitabilidad nerviosa y ayuda a combatir la anemia, el raquitismo y la osteomalacia.

          3. Sirope de agave.

El sirope de agave (también conocido como miel o néctar de agave) es un jugo vegetal dulce que se extrae a partir de la savia líquida que se obtiene del interior de la penca del agave, una planta de similar aspecto al aloe vera, de origen mexicano y conocida por ser la planta de la que se extrae el tequila. El sirope de agave es vegano y no está tan procesado como la azúcar blanca, por lo que es una opción mucho más saludable, especialmente si lo compráis ecológico. Para evitar refinamientos, se recomienda tomar sirope de agave crudo, el cual no pasa por ningún proceso de tratamiento y tiene mucho menos índice glucémico.

Este endulzante es apto para diabéticos.

            4. Xilitol (azúcar de abedul).

El azúcar de abedul es un hidrato de carbono natural que se encuentra en fibras vegetales, frutas y vegetales, aunque comúnmente extraído de la corteza de abedul.

Este edulcorante es metabolizado por el cuerpo sin necesidad de emplear insulina, por lo que resulta perfecto para diabéticos. El azúcar de abedul aporta un 40 % menos de calorías y un 75 % menos de hidratos de carbono que el azúcar común. Esto se debe a que su índice Glucémico es muy bajo, IG7, aunque al mismo tiempo satisface las necesidades de energía del cuerpo (2,4 Calorías/g) evitando tener antojo de dulce.

Además, esta sustancia contiene cinco carbonos que producen un efecto antimicrobiano que evita el crecimiento de bacterias.

               5. Sirope de arce.

El arce es un árbol que crece sobre todo en Canadá y la parte norte de Estados Unidos. Su sirope se extrae a partir de la evaporación de la savia de este árbol. Comparado con el sirope de agave, su producción es mucho más sencilla y natural, por lo que constituye una mejor alternativa. No obstante, también contiene una gran cantidad de azúcares simples y tan solo un 0,7% de minerales.

               6. Mieles.

La miel es un edulcorante muy natural y sobre todo delicioso, pero también debemos consumirla con moderación.

               7. Lúcuma.

Se trata de un superalimento indicado para tratar problemas cardiovasculares, colesterol, desórdenes nerviosos, depresión, y problemas de irritación de la piel.

La lúcuma es el fruto del árbol conocido como lúcumo o Pouteria lucuma, originario y nativo de los valles andinos del Perú.

Este fruto, utilizado ampliamente en esta zona, sobre todo en gastronomía, se emplea cocido en la preparación de tartas, pasteles, merengues, flanes, natillas, helados, batidos, pudines y otros postres.

Además de su rico sabor dulce −gracias a su contenido en azúcares naturales de buena calidad y bajo índice glucémico, es decir, pocas calorías y “picos” equilibrados de glucosa en sangre provenientes de los hidratos de carbono−, tiene un elevado valor nutritivo, y aporta vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, proteínas y un bajo nivel de grasas.

Conclusión.

En conclusión, para aquellos más dulzones que necesitan añadir una pequeña proporción de dulce a su alimentación, siempre hay otras alternativas más saludables que los endulzantes sintéticos o azúcar blanca refinada. Es de saber, que la mayor parte de los edulcorantes, aunque sean naturales, no contienen apenas valor nutritivo y pueden ser perjudiciales para la salud si se toman cantidades excesivas. El azúcar blanco es un producto que sólo aporta calorías y desequilibrio glúcido en la sangre y los sustitutos sintéticos son sospechosos de causar graves enfermedades. Por esto, para cuidar y prevenir a nuestra salud de enfermedades, debemos optar por edulcorantes más sanos y naturales, preferiblemente de cultivo ecológico, en los que tengamos garantía de lo que estamos consumiendo.

haz clic para copiar mailmail copiado