Publicado: 24 de Octubre de 2017

El té verde Matcha es una variedad de té japonés, muy utilizado hoy en día, con increíbles beneficios medicinales y propiedades curativas ideales para disfrutar de una buena salud.

Es una variedad de té muy característica debido a su textura en polvo y su color verde intenso. Es uno de los tés mas utilizados en la Ceremonia Japonesa del Té, y por su presentación como té molido es muy común su uso no solo para la elaboración de la propia bebida de té en sí misma, sino que también se utiliza en cocina para la elaboración de postres japoneses clásicos, bizcochos, helados, crepes etc.

Se considera que el té matcha es muy buen sustituto del café. Aunque contiene también cafeína, las propiedades relajantes de la L-teanina actúan compensando el efecto '' nervioso'' que provoca la cafeína. Este componente ayuda a controlar la ansiedad y liberar el estrés, mientras que a su vez te mantiene despierto y energético.

Una de las propiedades más importantes del té Matcha es que al consumirlo estamos consumiendo toda la hoja, lo cual aporta más vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos que si tomamos solo la infusión como en otros tés. Esta diferencia es tan sustancial que el equivalente nutricional de una taza de té Matcha es el de diez de té verde convencional.

Además, es rico en vitamina C, magnesio y zinc, es diurético, ayuda a controlar el colesterol y es un desintoxicante natural que ayuda a prevenir enfermedades.

Algunos de los beneficios que podemos destacar al tomar este té son los siguientes:

1- Proporciona energía y vitalidad a nuestro organismo.

Se considera un superalimento ideal para llevar un estilo de vida saludable gracias a que es un estimulante natural que aporta vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Esto es muy utilizado por los deportistas o personas que realizan cualquier tipo de ejercicio, ya que ayuda a mejorar la resistencia. Es necesario tener un consumo continuado para notar los efectos.

2- Mejora la concentración.

Como hemos descrito anteriormente, el componente que posee ayuda a liberar la energía durante todo el día y ayuda a mantener la calma y aliviar el estrés lo que ayuda a concentrarse mejor. Es muy utilizado por estudiantes en épocas de estudio.

3- Muy rico en antioxidantes.

El té verde Matcha es muy rico en flavonoides, lo que significa que se convierte en una bebida muy antioxidante, sobre todo por la presencia de las conocidas como catequinas del té.
Estas catequinas cuentan con una grandísima capacidad para neutralizar la acción tan negativa de los radicales libres.
También aporta vitamina C, un nutriente esencial fundamental a la hora de prevenir el cáncer, fortalecer nuestras defensas y ayudar en el proceso de depuración natural de nuestro organismo, por ejemplo previniendo la retención de líquidos o eliminando toxinas.

4- Ayuda a mantener y perder peso.

El extracto del té verde ayuda a adelgazar, debido a que su efecto termogénico favorece la quema de grasas. Entre sus cualidades reconocidas en este sentido, debemos destacar sobre todo su capacidad para aumentar el metabolismo, y por tanto aumentar la quema de calorías por parte de nuestro organismo. Actúa en el organismo como dexintoxicador, depurador y laxante suave.

5- Reduce el colesterol y el azúcar en sangre.

Gracias a su poder antioxidante, es una bebida que ayuda a reducir los niveles altos de grasas en sangre, ayudando a disminuir el colesterol alto y triglicéridos. Un consumo continuo ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre, pudiendo ser consumido a su vez por personas con diabetes al no elevar los niveles de insulina.

6- Posee una gran cantidad de taninos.

El té Matcha presenta una alta concentración en taninos, los cuales actúan como laxante suaves, lo que significa que se convierte en una variedad de té ideal a la hora de mejorar el tránsito intestinal, de forma totalmente natural y sencilla.

7- Buen desintoxicante.

Contiene un alto nivel de fibra dietética fácilmente absorbible con lo que alivia el estreñimiento y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. Es también rico en fibra, vitamina C, selenio, cromo, zinc y magnesio.

Es más rico en clorofila que otros tés, esto ayuda a eliminar del cuerpo toxinas, metales pesados, tóxicos, dioxinas y disruptores hormonales.

Preparación del té Matcha.

La preparación es muy sencilla, simplemente necesitará el té, el agua, un colador fino y una escobilla japonesa ( si no tuviera, simplemente utilizar una cuchara pequeña).

Se utilizarán dos cucharadas pequeñas de té matcha y una taza de agua.

  1. En primer lugar calienta un poco de agua en un cazo, y cuando alcance una temperatura de unos 80 ºC vierte en la taza donde vayas a servir el té con el fin de calentarlo. Luego desecha este agua y seca la taza con muchísimo cuidado.
  2. Tamiza con ayuda de un colador la cantidad de té verde Matcha que vayas a utilizar para elaborar el té. Luego, cuela para eliminar cualquier tipo de impureza que pudiera existir
  3. Mientras tanto, calienta el equivalente a 1 taza de agua, pero sin que supere los 80º C. Luego añade encima del té verde el agua caliente y utiliza la escobilla o cuchara para batir el té verde hasta que se integre con el agua caliente.

Preferiblemente se recomienda no utilizar ningún tipo de endulzante para que no pierda las propiedades, pero si es necesario, utilizar cualquier endulzante natural (agave, arce, stevia...)

¡¡¡Una forma sana de disfrutar de un buen té, y con unas propiedades excelentes para el organismo!!!

Receta: Bizcocho de té Matcha.

Vamos a dejar una receta de bizcocho deliciosa y diferente para añadir a nuestro libro de recetas.

Para la elaboración del bizcocho necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 30 gr. de té verde Matcha en polvo.
  • 5 huevos enteros, 4 yemas de huevo.
  • 180 gr. de azúcar( panela, stevia o sirope agave).
  • 50 gr. de harina
  • 13 gr. de maizena
  • 30 ml. de leche.
  • Para la elaboración del merengue necesitamos 5 claras de huevo y 70 gr. de azúcar.

Para la elaboración seguiremos los siguientes pasos:

  1. En primer lugar bate en un cuenco grande los 5 huevos. Añade las 4 yemas de huevo y posteriormente el azúcar, y vuelve a batirlo todo de nuevo.
  2. En otro cuenco monta las 5 claras de huevo junto con los 70 gramos de azúcar, a punto de nieve hasta que elabores el merengue.
  3. Una vez listo el merengue mezcla la harina con la maizena y el té Matcha, y tamízalo todo junto.
  4. Junta en un nuevo cuenco la mezcla de huevo, azúcar y yemas de huevo, con el merengue y la combinación de harina, maizena y té verde en polvo. Añade la leche.
  5. Engrasa un molde rectangular con ayuda de un poco de mantequilla (puedes utilizar un papel antiadherente para horno si no deseas añadir mantequilla). Vierte la mezcla en el molde.
  6. Hornea a 200ºC durante 35-40 minutos (o hasta que observes que por la parte superior el bizcocho se ha tostado). Si quieres asegurarte de que está listo recuerda que puedes utilizar un palillo de madera o un cuchillo, si pinchas el bizcocho y sale limpio estará terminado.